El buen hacer y la transparencia. Los cargos electos, no son líderes en el sentido propio de la palabra. Pero están moralmente obligados a tener éxito en el desempeño de su actividad pública ante el compromiso que ha depositado en ellos la ciudadanía. Quiénes son conscientes que por encima de su interés personal, está el colectivo y, que su trabajo va a ser muy duro. Ya empieza a operar en el espacio similar, a los que sí son obligados a ser LÍDERES como ocurre en las organizaciones de la empresa privada. De Peter F. Drucker debería conocer su pedagogía todo aquel que pretenda dirigir con buena ética equipos de trabajo. Con el trascurso de años se ha podido ir confeccionando lo que podríamos denominar la didáctica de la eficacia para la dinamización de las personas en equipos de trabajo. El valor que lleva implícito el respeto a la persona, obliga al cargo electo a tener que prepararse muy bien para antes de asumir esta tarea de la más alta responsabilidad y maestría y recursos específicos para poder optar por tener posibilidades para responder bien en la asunción de las responsabilidades, desarrollo de oportunidades y en la resolución de problemas.

Artículo completo en:

http://www.miguelcarrion.com/index.php/2015/02/15/ayuntamiento-2015-innovar-en-su-gestin-un-reto-y-no-un-problema-para-el-cargo-electo-gestin-y-responsabilidades-polticas-ante-la-ciudadana-iii/