Colonia Guell_CAPDe forma sistemática los que dicen ser expertos en racionalizar gastos y sin la participación de la autoridad municipal deciden que debe de seguir funcionado o cerrarse. Veo a los nuevos políticos pos-elecciones como cargos electos que no quisieran fundirse ante el tsunami de prepotencia con que son tratados por el actual Equipo de Gobierno de la Generalitat de Catalunya. Los alcaldes de pequeñas poblaciones muy mal lo tienen para poder crear políticas constructivas en sus territorios si de entrada los enfrentan sin defensas ante sus ciudadanos.

La comunicación para alinear objetivos en medidas de ajuste económico entre responsables de servicios públicos y alcalde, en el caso de la Colonia Güell es un ejemplo de abuso de poder por no entrar en calificativos de “chulería”. Este no es el estilo del President de la Generalitat Artur Más que destaca por su “seny” y buenas prácticas.

Los alcaldes olvidan sus obligaciones y derechos y entran al trapo de los “ejecutivos expertos en decapitar”. No es justo. Un alcalde tiene dentro de sus competencias propias todo el poder que le otorga la ley: LRBRL (art.25;punto i): El Municipio, para la gestión de sus intereses y en el ámbito de sus competencias, puede promover toda clase de actividades y prestar cuantos servicios públicos contribuían a satisfacer las necesidades y aspiraciones de la comunidad vecinal. Ejercerá, en todo caso, competencias, en los términos de la legislación del Estado y de las Comunidades Autónomas, y una de ellas es la de: “Participación en la gestión de la atención primaria de la salud”.

Dónde no llega el sentido común hay que hacerlo con la ley. El equipo de gobiernos con su alcalde al frente, debe de velar por sus ciudadanos y más cuando medidas que ponen en riego la salud afecta a una población importante de más de 65 años.  Vecinos quieren hacer valer sus derechos con proclamas como esta: … NO A LES RETALLADES ANTISOCIALS i AMB INCREMENT DE LA DESPESA

La Colònia Güell amb una població de majors de 65 anys del 40% és víctima d’unes retallades injustes i antisocials. El seu dispensari amb més de 100 anys d’història serà tancat per decisió unilateral amb l’excusa de les retallades. Atenent al tipus de població i les seves necessitats, així com un transport públic molt deficient fins el CAP de referència, des de l’ajuntament i l’Associació per a la Conservació de la Colònia Güell s’han presentat diversos punts per a negociar el manteniment del servei de dispensari local:

Mantenir servei metge i d’infermeria diari per a majors de 65 anys. Valorar possibilitat de reducció horària; Valorar participació municipal en les despeses ; La resposta ha estat tancament.

Els representats de l’ICS (Institut Català de la Salut) i el CatSalut (Servei Català de la Salut) ofereixen com a solucions, l’atenció mèdica i d’infermeria domiciliària, la possibilitat d’oferir transport sanitari… Aquestes ofertes evidencien el joc de traspàs de pressupostos sense sentit al que donen lloc moltes de les retallades suïcides que actualment es porten a terme.

La societat pot entendre la necessitat d’estrènyer el cinturó, però amb seny. Amb aquest tipus de retallades que condicionen una major despesa no ens en sortirem. Des de quan l’atenció domiciliària i el transport sanitari poden resultar més barats que l’assistència en unes instal·lacions cedides pel consistori. Davant dels problemes exigim arguments i no imposicions…

  ¿Es que Catalunya necesita que sus ciudadanos salgan a la calle, para exigir una gobernanza justa? Cómo épocas pasadas. Sr. Artur Más, eche un vistazo al trabajo que están haciendo los jefes que usted a nombrado. Será el primero en sorprenderse.