Neuropolítica, una nueva ciencia que en su aplicación asume los conceptos modernos de las neurociencias, la gobernanza y la psicología.
Es necesaria para aprender a tratar a los ciudadanos no tan sólo como gobernados, sino como la causa de existir de los políticos. Instruye a todos los que se distancian de las necesidades cognitivas que las personas requieren en la sociedad globalizada y que aún están por descubrir en muchos países, ciudades, poblaciones, barrios y familias.

El individuo está integrado en una sociedad que, en la mayoría de los casos, le ha sido impuesta, él no la ha escogido, pero debe aprender a convivir. Una labor de los políticos, desquiciada en muchos casos, es precisamente lograr que los ciudadanos conozcan sus derechos como personas con el límite de libertad que acota el bienestar general en los regímenes democráticos.

El ciudadano, hoy tratado como “gente” por la mayoría de los políticos, debe preocuparse porque sus dirigentes aprendan unos nuevos principios que les permitan tomar decisiones de forma rápida y con pocos datos. ¿Cómo lograrlo?  A través de la Neuroeconomía, las neurociencias para adelantarse a las tendencias de los pensantes consumidores, la economía para ajustar las cifras de negocio y la psicología para poder hacerlo todo más dulce.

Lo que es el margen para las empresas y negocios mercantiles, es tener salud para las personas y asegurar los votos para los políticos. Margen, salud y votos son las direcciones objetivo del mundo de los negocios, el de la salud y el de los que mandan.
Neuropolítica, aprender neuropolítica es querer adelantarse a las necesidades cuando éstas están en su embrión, o sea, en las mentes de los individuos que son administrados por lo políticos. Quien antes tenga la humildad de aprender a implantarla será quien tenga asegurada su posición el la sociedad globalizada.

Neuropolítica, tres ciencias en una:

1. La neurociencia: Estudia el sistema nervioso. Es un área multidisciplinar que investiga el cerebro a muchos niveles. El nivel más alto de estudio es el celular, es decir, el de las neuronas individuales. En él se crea la neurociencia cognitiva, disciplina que proporciona una nueva manera de entender el cerebro y la conciencia.

2. Gobernanza: Arte o manera de gobernar que se propone como objetivo el logro de un desarrollo económico, social e institucional duradero, promoviendo un sano equilibrio entre el Estado, la sociedad civil y el mercado de la economía.

3. La psicología: Disciplina que literalmente significa ciencia del alma pero que actualmente estudia el comportamiento de los organismos individuales en interacción con su ambiente, es decir, se encarga de los procesos afectivos e intelectuales subjetivos. El sistema psíquico es un conjunto de mecanismos funcionales y estructuras.

Neuropolítica porque el ejercicio de su actividad depende de “votos” y aprender a entender el funcionamiento del cerebro humano permite satisfacer las necesidades de las personas. Cómo hacerlo y administrar los medios es la gobernanza. Para lograr el resultado deseado y conseguir que sea aceptado debe aplicarse la psicología social.

Miguel Carrión